Sólo permanece viejo lo que se mira con ojos de ayer.

sábado, 8 de diciembre de 2012

No existen tiempos ni lugares. Sólo el Ser en su intención y a pesar de sus pesares. Y en esa intención, crea siempre su propio espacio, su propio tiempo.

domingo, 4 de noviembre de 2012

martes, 30 de octubre de 2012

Abren.
Parecen con algo atrás de lo verde, además de lo verde.
Cierran.
Abren.
Ahora están lluviosos como un gato en medio de la noche.
Cierran.
Abren.
Ahora son infantiles como una nena que le pregunta a su madre
Cierran.
Abren.
Ahora tienen el contorno irregular del sol.
Cierran.
Abren.
Ahora lo negro se mancha de verde un poco más.
Cierran.
Abren.
Como dos arbustos fosforescentes
no me dejan ver más allá.


viernes, 5 de octubre de 2012

Puente estilo holandés
cortado por chorro de agua
que viaja dado vuelta:
lo perpendicular al extremo.

Vuelo arremolinado
de alas
destapa hojas
del suelo verde.

Madera anterior
a la madera
delante de azul celeste:
contraste de color.

Un monje era del puente;
ahora se fue.
El puente no parece
sin él.
La fosa común                                                                                                              

En el gran sigilo,                          
no vemos el día                           
somos un juego                           
de dolor y espanto.                      
                                                  
Aquí                                           
no se encadena                            
el tiempo,                                    
se esparce.                                  
                                                  
Ni nuestro velo                            
se destapa.
Para nosotros
es negro el mar

pero
       trémulo
                      el
                         río.

viernes, 17 de agosto de 2012

El heladero no parece verdadero,
la situación a confusión se presta;
con cierres dorados lleva puesta
una negra campera de cuero.

Moviendo manos no es muy ducho
arriba el dulce de leche no es duradero
lo digo, lo sostengo y no exagero
si ya se derritió mucho.

Me dice: "Ah, me olvidé lo esencial"
y saca dos cucharas del cucharero;
me las da en gesto muy canchero
como si fuera tan normal.

Pienso <<este heladero es muy trucho>>
ahora dice: "Te lo vuelco a una tacita, ¿te molesta?";
mientras aterriza el helado de testa
empiezo a comerlo por el cucurucho.


jueves, 28 de junio de 2012

Quiero que esto se quede acá.

Todo este silencio que se me cae de las manos, acá.

Las voces de los cocineros que discuten de fútbol,
la gente caminando con un vidrio pegado en la cara,
este sueño que me empuja contra las maderas de la mesa.

Y este cuerpo que vuelve a temblar.

viernes, 25 de mayo de 2012

¡Mambo aliterado!

De frente a la gran fuente
farfullé forzadamente.
Afuera, la frivolidad del frío
aumentaba mi afán de fumar en el estío.

Salí y fabriqué un cigarro francés
que me facilito Francisco al volver de Francia.
"From France, to my friend",
figuraba en el frasco que me firmó.

Pero fracasó mi intento
de conseguir fuego,
pues los fósforos habían finado
(francamente, pensé en una
confabulación de filisteos
para que fallara).

Fiel a mi forma de ser,
fingí que lo había logrado
poniendo fachada de facultado.
Pero ya no era factible
que funcionara la faena.

Fastidiado, fruncí la faceta,
fagocité mi furia,
caminé frustrado hasta la fuente
y friccioné dos piedras filosofales.

Así, al fin me financié
del fuego que me faltó
durante una fracción filiforme de tiempo
en la que me confiné
a fatuos furcios en fila.

sábado, 28 de abril de 2012

Hijo del silencio soy. Y hasta acá llegué hablando para decir mi horfandad.

domingo, 22 de abril de 2012

Pre-inicial

Una puerta que nadie traspasa.
Un candado que nunca estuvo.

Siete puertas más.
Un candado en el cerebro.
Un lado y el otro.

Y yo que soy de acá.


domingo, 1 de abril de 2012

Hospital público

Frío cuadrado como azulejos

en los nombres,
que se estiran
hasta tocar los apellidos
y desaparecer.

Escondido
del otro lado de las personas,
donde el ojo no ve
lo que se ve.

Abrigado de las personas.

jueves, 15 de marzo de 2012

RyF

Una lágrima recorta el eter
que ayer envolvió nuestras palabras.
Palabras como decir latidos
en esta muerte de silencios.

martes, 13 de marzo de 2012

dialéctica inmortalidad

entonces me caigo de
tu piel,
(elevada montaña en llamas)
vuelvo a escalarte desesperado,
me caigo otra vez
para escalarte,
para caerme
y escalarte nuevamente.
Me impera un sólo deseo:
el de querer morir
escalándote y cayendo,
cayéndote y escalando,
como dialéctica manera de nacer
a la inmortalidad

                         :. escalándote y cayéndote

sábado, 3 de marzo de 2012

Citizen Police

En el cine daban una película muda
que decía muchas cosas de mí,
que me recordó a Orson Welles
y a Buster Keaton también...

A Welles, por la suerte del protagonista,
que, al mejor estilo Citizen Kane,
ve derrumbarse su figura 
cuando la industria del cine empieza a contar con palabras... 


Además, el orgullo, el aislamiento,
la soledad, la depresión
y el intento de suicidio
sobre el final.


A Keaton por la gracia del protagonista en sus movimientos
y por todo lo que dice sin hablar.
Y tal vez por cierta inocencia
del personaje.

Pero en mi cabeza
rodaba una cinta distinta.
Se llamaba "Algo se está cerrando"
y se iniciaba con un


FLASHBACK

Yo dibujaba un lunar arriba de tu boca
y te decía que te quería distinta.
Vos me mirabas pintarte
y forzabas tus labios para no reir

el público carcajeaba
porque yo te hacía muecas
hasta estallar de risa
vos y yo.

THE END

Salí, sólo,
de la oscuridad de la sala
a la claridad de la noche
y te busqué.

Por la calle más larga del mundo
que se llamaba Castelli.
Pateé las Corrientes de viento
hasta el Salón Blanco de las Mujeres Rebeldes.
Ahí te creí Juana Azurduy
y hasta con Eva te confundí.

Urgente de ansiedad,
te busqué
hasta en la multitud de mi soledad
visitante ilustre de mi ciudad,
la nunca malvenida,
la Santa Madre Soledad

y al fin, cansado de buscar,
trajes oscuros vienen y van,
luces rojas y azules en la noche psicodélica,
Pink Floyd, pienso
Maldita Policia, digo,
ya sé por qué no te encontré.

jueves, 16 de febrero de 2012

Flaco.

No te fuiste
Si aquel durazno sangrante
Hoy llora lágrimas rojas
Por vos

No te fuiste
Si al partir pudiste encontrar
una brisa inmensa
de libertad

si quebraste tantas palabras
si musicalizaste tantos sentimientos.
Si virginizaste nuestros oídos,
no te fuiste.

Si, como decís,
“todo camino puede andar”
supongo que la muerte, hoy
es uno más,
un camino mortal
hacia tu definitiva inmortalidad

miércoles, 11 de enero de 2012

Y
tus labios
tienen el sabor rojo
que saboreé en tus ojos
el primer día que te vi.
Ese día en que te miré tan al alma
que se te cayó el sexo
de entre las piernas

desde aquel día
cada día
me pienso menos
sin vos,

cada noche,
me encuentro menos
sin vos,


desde aquel día
se me abre un mundo,
se me sale el sol del corazón
congrego en sociedad
los ojos me destapo
me exhibo
                         


me despojo
de mis harapos
curto pilchas nuevas

                           

desde aquel día
mis ojos moran
tu alma,
tus pájaros rondan
mi vida

                         

y mi cielo,
que perdió una estrella,
me pidió encontrársela
y devolvérsela
y yo, que ya te encontré,
creo no poder devolvértele.




y los rayos de sol
te escribieron los ojos de
azul
yo te los leo todo el tiempo
(no hago otra cosa hace un par de calendarios ya)
¡ellos son mi novela preferida!
me narran las más increíbles historias
esas historias donde se dice todo lo decible sin hablar,
donde se habla en el idioma de los colores,
del azul,

del azul,


A veces
me cuelgo de la ventana
y a la luna se le ve el ombligo,
a veces me cuelgo de tu ombligo,
y todo mi universo
está debajo de él


y yo que
ya no distingo entre
hacerle el amor
a la noche
y hacértelo a vos


                                                     

domingo, 1 de enero de 2012

deseo calendario

como usted bien sabe, señorita
yo soy un hombre modesto, señorita
entonces déjeme desear,
para esta nueva parte calendaria
que se inicia, apenas una cosa,
señorita:

simplemente,
que usted quiera estrechar
su mano con la mía,
y juntos alcanzar una estrella,
señorita

porque si usted y yo
saltamos,
de la mano,
con el mayor
de los convencimientos,
le robamos una estrella al cielo,
señorita

porque si usted y yo
lo hacemos, de la mano,
provocamos un desastre,
señorita,
cambiamos el mundo,
señorita

porque no hay nada más fuerte
que dos amantes convencidos,
señorita,
convencidos de que, amándose,
cambian el mundo.

Pero no cambiar el mundo
como objetivo final,
sino bajo la estrategia
que yo llamo del "entre".

Entre "te quiero" y "te quiero"
una postura ética ante la vida,
que ambos compartamos.
Entre "te deseo" y "te deseo"
una acción concreta para llevarla a cabo


por mi parte,
yo ya sé que es con usted
con la única persona que puedo,
no amar, porque eso se puede por todos lados,
no cambiar el mundo, porque eso también
de mil maneras...
sino que yo sé que usted,
señorita,
es la única persona a la que yo puedo
amar y, en el "entre", cambiar el mundo
porque esas dos cosas,
amarla a usted y cambiar el mundo
son dos actos que en mí
despiertan la misma
potencia y vigorosidad,
señorita.

Entonces,
queda usted advertida
del desastre que puede ocasionar
al statu quo mundial,
y al de mi corazón,
si se decide a estrechar su mano
con la mía.

Sépalo usted,
señorita